Por: | en: Temas Migratorios | el: | Imprimir Print


No son pocos los casos de extranjeros que por problemas de drogas terminan en la oficina de inmigración. Lamentablemente muchos de estos casos terminan en deportación causando la separación de familias, otros permanecen durante largo tiempo en la incertidumbre viviendo en el centro de detención de la oficinas de inmigración esperando poder obtener algún tipo de visado que les permita quedarse en Japón, hay quienes después de muchos trámites logran obtener su libertad condicional pero sin ningún permiso legal para poder trabajar y sin darse cuenta que realmente están en pleno proceso de deportación, y no son pocos los que llevan años en la cárcel pensando que al cumplir la pena establecida tras un juicio regresarán a sus hogares desconociendo que ya no cuentan con un permiso de residencia (visa) y que al salir de la cárcel serán trasladados a la oficina de inmigración para su deportación. Otros se encuentran en procesos policiales alegando que su acción fue un "error por desconocimiento” pensando que podrán ser disculpados y continuar su vida en Japón sin problemas sin entender que lo más probable es que la oficina de inmigración tenga ya preparada la cancelación de su visado o la denegación de la extensión de su visa. Hasta se ven casos en los que por desestimar la situación o por desconocimiento, llegan a solicitar a la oficina de inmigración un permiso de residencia permanente, solicitud que les es denegada y termina en un proceso de deportación.


JAPÓN:TOLERANCIA CERO 
Japón es un país que aplica una política de "tolerancia cero" en los casos relacionados con posesión, venta o consumo de drogas, con penas de prisión y/o fuertes multas para las personas y los establecimientos que comercialicen con ellas.

CASTIGO SEVERO:
El castigo por traficar y consumir estimulantes prohibidos en Japón es muy severo. La posesión y el consumo, aunque sea de pequeñas cantidades, se castigan también con prisión.

PENAS:
Actualmente en Japón las penas de cárcel por posesión y consumo de sustancias estimulantes de tipo anfetamínico podrían superar los 7 años. La venta podría llegar a más de 3 años de pena de cárcel. 
En cuanto a la marihuana, las penas podrían llegar a más de 7 años. La posesión, distribución o recepción de marihuana puede llegar a ser mayor 5 años de cárcel.

EN JAPÓN, AL TERMINAR EL PROCESO POLICIAL
La persona será trasladada a la cárcel donde deberá cumplir según la pena que se le imponga, luego de cumplir su condena podría ser trasladada a la oficina de inmigración, esto dependerá del estado de su permiso de residencia (visa), en algunos casos les es reducida la pena fechas antes de terminar su condena, pero esto no significa que mantienen su visado, por lo cual deberá estar preparados para un posible traslado a la oficina de inmigración donde puede afrontar un trámite de deportación.


EN LA OFICINA DE INMIGRACIÓN:

Dentro de la oficina de inmigración, en caso de no desear ser deportado, tendrá que realizar declaraciones con respecto a su historial y plantear los motivos por lo cuales no desea salir del Japón, la oficina de inmigración estudiará su caso y luego de realizar las respectivas entrevistas y verificaciones dará un resultado, en caso de ser perdonada la falta recibirá su permiso de residencia, en caso de ser denegada su solicitud continuará su proceso de deportación.


MIENTRAS NO SE APRUEBE SU PERMISO DE RESIDENCIA (VISA) SERÁ CONSIDERADO COMO PERSONA EN ESTADO DE ILEGALIDAD:
A menos que el Ministro de Justicia le conceda como medida excepcional permiso de residencia (visa), el extranjero continuará violando la Ley de Control de la Inmigración, es decir el proceso de deportación continúa.
Por lo tanto, hasta que el Ministro de Justicia no emita su veredicto, como regla general no tiene derecho a trabajar, por lo que si se le descubre trabajando puede ser por violar la Ley de Control de la Inmigración.


DEPORTADOS Y EXPULSADOS POR ORDEN DE SALIDA:
La oficina de inmigración tiene reglas y sistemas básicos con respecto a estos detalles.
Los deportados o expulsados por orden de salida de Japón por residencia ilegal, según las reglas de la Ley de Control de la Inmigración, como principio general no puede entrar a Japón durante un determinado período llamado "período de denegación de desembarque”. A continuación, detalles sobre esta medida.

a. El período de denegación de desembarque para los que repiten la entrada a Japón (extranjeros que hayan sido deportados o expulsados de Japón por orden de salida), es 10 años contando desde el día de la deportación.
b. El período de denegación de desembarque para extranjeros deportados (excepto a.) es de 5 años contando desde el día de la deportación.
c. El período de denegación de desembarque para un extranjero que sale de Japón por orden de salida es un año contando desde el día de la salida.

Asimismo, para los extranjeros que hayan sido sentenciados a más de un año de prisión con o sin trabajo forzado, por violar la ley japonesa o extranjera, o extranjeros sentenciados por violar la ley sobre drogas (drogas estimulantes), marihuana, opio etc., no podrán entrar Japón sin límite del período de denegación de desembarque.

LA DEPORTACIÓN:
La deportación es una disposición para quien haya cometido alguna ilegalidad establecida en el artículo 24 de la Ley de Control de la Inmigración y los motivos por los cuales se puede sufrir esta medida son, por ejemplo, la entrada ilegal a Japón, residencia ilegal, ser sentenciado culpable de violar las leyes japonesas, ser condenado a la pena de prisión de más de un año con o sin trabajo forzado. Es decir, son personas cuya estancia en Japón no es grata.


EXISTE UN PERMISO ESPECIAL DE RESIDENCIA:
Existen casos excepcionales donde se entrega el permiso "especial de residencia”, pero existen requisitos para obtener el permiso de estancia especial.
El permiso de estancia especial es concedido de manera excepcional por el Ministro de Justicia a aquellos extranjeros que son deportados de Japón y para el cual se considerarán varios aspectos tales como el motivo de la solicitud, la ilegalidad que se haya cometido (tipo de ilegalidad), comportamiento, situación familiar y condición de vida, así mismo también serán consideradas la situación global e influencia que se puede causar a las personas de su entorno en caso de conceder o no conceder dicho permiso.


TIEMPO DE ESPERA PARA EL PERMISO ESPECIAL DE RESIDENCIA:
El permiso de estancia especial no se concede por realizar la "solicitud”, sino cuando después de una serie de trámites para la deportación (investigación y examinación de la ilegalidad por parte del oficial e inspector de inmigración, procedimiento oral por el funcionario encargado de inspección), debiendo ser deportado el extranjero, el Ministro de Justicia considera su deseo de quedarse en Japón y emite un veredicto considerando de manera global diversas circunstancias relacionadas al caso.
Actualmente está aumentando el número de personas que desean beneficiarse del permiso de estancia especial, además de que cada caso es diferente y hace falta examinar a fondo y conocer bien la situación familiar; por lo que en cuanto al tiempo requerido para la obtención del resultado, no existe un dato generalizado.

NO SÓLO SE CONSIDERA LOS PROBLEMAS CON DROGAS OCURRIDOS DENTRO DE JAPÓN:
Incluso a los famosos que han tenido problemas legales con narcóticos fuera de Japón se les ha prohibido la entrada como por ejemplo el caso de la famosa Paris Hilton cuyos hoteles familiares están ubicados en todo el país, o como el caso de  Robert Downey Jr. Que fue detenido durante seis horas.
Cabe señalar que a pesar de la política restrictiva que tiene Japón con respecto a las celebridades que violan sus leyes sobre drogas, las reapariciones son posibles siempre que el talento de la celebridad sea tan grande como para lograr que los ciudadanos de este país estén dispuestos a pasar por alto anteriores problemas con drogas, aunque no sea un proceso rápido, como ejemplo puedo citar el caso de Rolling Stones, agrupación musical  que pudo ingresar a Japón recién después de varios años de que se les negara el visado. Paul McCartney fue otro de los artistas que también pudo realizar su gira en Japón y los japoneses y el periodismo lo recibieron bien.


ALGUNOS CASOS QUE TRASCENDIERON:
Es importante entender que, si bien la legalización de la marihuana o el uso de la droga con fines médicos es tema de debate o ha sido aprobado en algunos países de Occidente, estas ideas no se han extendido a Japón cuya posición al respecto es "tolerancia cero”.

ARTISTA EXTRANJERO: En uno de los arrestos más conocidos en Japón, el ex Beatle Paul McCartney pasó nueve días en una cárcel de Tokio en los 80 al arribar al aeropuerto de Narita para realizar algunas presentaciones en Japón. La pena que se le dio fue de siete años de trabajo comunitario, pero tras nueve días en la prisión local de Tokio, McCartney finalmente fue puesto en libertad y deportado sin cargos penales.

ARTISTA JAPONÉS: El tribunal ordenó una condena de 18 meses de prisión para Noriko Sakai, de 38 años, artista pop de la década de 1980. Sakai estuvo detenida 40 días aproximadamente, la fianza fue de 5 millones de yenes. 


PENA DE MUERTE:
En Japón no existe la pena de muerte por delitos de drogas, pero se debe tomar en cuenta que en otros países de Asia si se aplica la pena de muerte, por ejemplo en China donde las  penalidades por delitos de drogas son mucho más fuerte ocurrió el caso del ciudadano colombiano Ismael Arciniegas, quien pasó siete años preso en la ciudad de Guangzhou, esperando la sentencia del Tribunal Popular Superior de ese país y quien recibirá una "inyección letal” como sentencia por haber tratado de ingresar 4 kilos de droga por los que según dijo, le iban a pagar 5 mil dólares.




Marcos Nakashima
DAIKEI CORPORATION
Tel: 03-6868-4200
legal@daikeicorporation.co.jp












ラテンクリスマス神戸2019
Navidad Latina Kobe 2019



  • Boletín de Noticias

  •  
  • Suscribirse


























Copyright © , Revista Latina | Aviso Legal y Protección de Datos.